La fiesta del PCE acoge el estreno del documental Mujeres en lucha

Trabajo sobre las mujeres antifranquistas realizado por una televisión sueca en 1976

Ocho mujeres antifranquistas narran su lucha política, feminista, vecinal y sindical.

El documental se emitió el viernes 28 de septiembre en la Fiesta PCE 2018.

Carmen, Anita, Esperanza, Dulcinea, Eloísa, Isabel, Maruja, Montserrat… son los nombres de un grupo de mujeres antifranquistas, que relatan sus historias de lucha -desde el pasado reciente- en un documental rodado en 1976 en España por un equipo de la televisión sueca. Sus voces resuenan firmes en esta cinta que sí estrenó la TV sueca, pero que nunca fue vista en España.

Este documento histórico ha dormido durante cuatro décadas entre los objetos particulares de la dirigente comunista Dulcinea Bellido, una de las mujeres participantes en él. 42 años después, su hijo ha rescatado del olvido el contenido de la cinta, pasándola a formato digital y revelando los secretos históricos que contiene.

Tenemos la oportunidad de escuchar las voces y contemplar los rostros de mujeres luchadoras que nos precedieron, heroínas anónimas, que pusieron su cuerpo y todas sus capacidades para traer derechos sociales, políticos y económicos, así como derechos de emancipación de las mujeres. Podremos ver a Carmen Marrón y Anita Sirgo relatar en primera persona la represión que sufrieron durante La Huelgona de 1962; a Esperanza Rodríguez contar su paso por los campos de concentración en Francia y por la resistencia y el exilio; a Dulcinea Bellido su experiencia vital como de mujer preso comunista de larguísima duración y como luchadora comunista y feminista frente a la represión fascista y patriarcal del franquismo; a Eloísa Rubio explicar las dificultades de la escuela en España y las reivindicaciones por la escuela pública de las vecinas de Vallecas, un barrio todavía sin asfaltar y en el que todos los colegios eran privados; a Isabel relatar la represión empresarial desatada contra las primeras mujeres que trabajaron en la industria y que lucharon para construir un sindicalismo de clase desde las Comisiones Obreras que disputaba el relato y el espacio al Sindicato Vertical, brazo dócil del franquismo en el mundo laboral; a Maruja Ruiz las luchas vecinales en el barrio de Prosperidad de Barcelona, para conseguir un espacio urbano digno para vivir con transportes públicos, escuelas, servicios y dotaciones; y a Monserrat Avilés, abogada laboralista, describir su experiencia como defensora de los derechos los trabajadores y las trabajadoras en una época en la que en nuestro país los derechos laborales simplemente no existían. En 1976 solo hacía un año que había muerto el dictador Franco y todavía no se habían celebrado las primeras elecciones democráticas de 1977.

Emociona conocer de primera mano el relato de nuestra historia reciente y comprobar, con el visionado de esta cinta, que las mujeres siempre hemos participado de las luchas políticas y sociales, y que sin nosotras no se puede avanzar. También emociona comprobar que los derechos democráticos ha costado mucho arrancarlos y que a las españolas y los españoles no nos regalaron nada durante la Transición, que la democracia la trajeron las gentes corrientes -como este puñado de mujeres luchadoras decididas e indoblegables- que luchaban día a día por la dignificación de sus vidas.

Frente al relato de ese grupo de prohombres, que según dicen trajeron la democracia a España, con cuyos nombres nos ha machacado la historia oficial, está este otro relato, el nuestro, el de la gente corriente de los barrios, de las calles, de los pueblos, el relato de las y los trabajadores, gentes que de verdad aramos la historia con nuestras manos y con nuestros gritos de protesta para avanzar y tumbar las injusticias. Sin las presiones sociales, sin las luchas emancipatorias que se han dado de forma continuada, y que hoy en día se siguen produciendo, no existirían los derechos democráticos, ni los progresos sociales.

Este documental es un ejemplo de ello, un valioso testimonio histórico sobre nuestras heroínas, las de verdad, las mujeres corrientes que han tejido nuestro presente con sus manos, aportándonos un pasado de luchas justas que dieron sus frutos. Tenemos tejida una manta con ricos hilos de memoria y de experiencias y luchas que nos arropa. Hoy estamos obligadas a continuar tejiendo, construyendo presente y futuro.

Carmen Barrios Corredera
photo_2018-09-25_10-57-40
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Feminismos en lucha. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s